Las empresas han dado un salto tecnológico y necesitan nuevas soluciones financieras

El leasing (o alquiler) es uno de los secretos más guardados en el mercado financiero peruano a pesar de sus amplios beneficios, siendo acaso el principal el que las empresas pueden acceder a activos productivos sin comprometer su capital de trabajo, es decir, sin sacrificar liquidez de corto plazo por comprar activos fijos. Son dos los principales motivos de esta escasa difusión. La primera es que le leasing financiero (aquel donde se compra el activo cuando termina el alquiler) es ofrecido principalmente por los bancos y como tal es colocado en empresas medianas y grandes, es decir, va a un segmento reducido en comparación con el número total de negocios en el país compuesto principalmente por empresas pequeñas y emprendimientos. La segunda razón es que el leasing operativo (donde no compras el activo) ha estado concentrado en autos y unidades de transporte, dejando de lado el amplio océano de activos que podrían ser alquilados a través de un leasing proporcionado por una entidad financiera.

Contrario a esto, en el mundo hay una clara tendencia de expansión de leasing que involucra a empresa medianas y pequeñas (según Oxford Economics) y que contempla una gran variedad de activos, incluso una sofisticación en la solución si es que se le puede llamar a esta obviedad: incluir el servicio del mantenimiento del activo. Por ejemplo, el modelo de negocio de Wework o de Comunal o de las empresas de coworking es ese: hacerse de un activo fijo que es puesto a disposición del cliente como una solución y no como préstamo o un simple alquiler. Una empresa puede alquiler un espacio para una persona o para cientos de ellas, por un día o por varios años. Esa es la tendencia: el alquiler o leasing hecho a la medida con un enfoque de servicio más allá de la solución financiera.

En 2013 el 43% de las pymes encuestadas en Europa había usado leasing como sistema de financiación, según Oxford Economics. Del mismo modo, ese año el leasing representó la segunda fuente más importante de financiamiento (19%) después del efectivo y patrimonio (31%).

Así estamos por aquí

El Perú aún no ha madurado esa nueva oferta de leasing a pesar que la demanda insatisfecha. Hay un sinnúmero de empresas que necesitan alquilar distintos activos fijos, de manera permanente o por el plazo que dure un proyecto (piense en contrato para prestar un servicio de construcción), lo importante es que venga acompañado del servicio operativo pasa “dejar de pensar en ese problema”.

La especialización más clara de este nuevo enfoque se solución financiera que se ha dado hasta ahora en el Perú viene de lado de PuntoComRent, la cual se ha enfocado en el alquiler y leasing de un solo activo: la laptop. Su enfoque es llegar justamente a todo el mercado insatisfecho, a emprendimientos, startups, pequeñas y medianas empresas que necesitan esta solución pero que muchas veces la desconocen.

Si se analiza con detenimiento el enfoque PuntoComRent se puede inferir que se basa en un esquema de venta funnel digital (embudo de venta online) con lo cual el producto financiero se convierte en una solución que se puede entender. Esto se puede ver en www.alquilerdelaptops.pe, su plataforma digital abierta para ejemplo de nuevos emprendimeintos.

El otro enfoque de esta empresa es la evaluación del cliente (scoring crediticio) adaptada a la realidad peruana. Se basa en evaluar el flujo futuro y al accionista/emprendedor. De hecho, este es el mismo esquema con el cual los inversionistas de Silicon Valley compran startups tecnológicas. No se adquiere ni por la empresa ni por a la idea, sino por el potencial de escalamiento y por la persona que está detrás. Cuando se ve de esa manera se pasa de la absurda miopía a la realidad de amplitud de mercado.

Durante la cuarentena las empresas han dado una salto tecnológico y digital en cuestión de días sin importar si operan en el Perú, en África o en Europa. Todas han debido digitalizar sus procesos y adaptarse al trabajo a distancia. Por ello, la demanda de laptops y otros activos tecnológicos se ha incrementado, así como la necesidad de acceder a un leasing o alquiler para obtener estos productos. El promedio de nuevas operaciones de leasing y alquiler en PuntoComRent entre abril y marzo ha crecido en 15% contra el promedio de febrero y enero, cifra que explica todo lo dicho.

Estamos caminando hacia nuevos fundamentos en el leasing: más especialización hacia las pequeñas empresas. Ese es el camino.

Carlo Mario Dioses
Cofundador de PuntoComRent

Miembros de Aprofin

Miembros de Aprofin

APROFIN es la cámara conformada por modelos de negocio novedosos con diversos canales y estructuras pro mipymes (empresas de factoring, lataformas fintech, empresas de órdenes, fondos, empresas de leasing, entre otras), aporta una visión más integral de cómo hacer integración efectiva con nuevos canales más inclusivos.

Deja un comentario